¿Sufres molestias en las rodillas? Deportes que puedes realizar.

Padecer molestias en las rodillas es algo muy habitual en personas deportistas, especialmente las que son muy activas o llevan muchos años practicando deporte.

La práctica a alta intensidad de ciertos deportes suele terminar, tarde o temprano, con la aparición de estas molestias.

Giros y paradas bruscas, carrera en pavimento duro o un fuerte golpe producido contra cualquier elemento o rival en ese momento son algunas de las causas que harán que nuestras rodillas se vean resentidas.

La edad pasa factura, y también va a ser un factor que influirá en el estado de salud de estas articulaciones.

Las personas que sufren artrosis se verán impedidas de practicar ciertos deportes.

Debemos tener en cuenta que las rodillas son las que soportan todo nuestro peso cuando permanecemos de pie, andamos o corremos, también son las encargadas de la flexión y extensión de nuestras piernas, por lo tanto son una articulación que realiza un gran trabajo y debemos procurar cuidarlas.

Dado el caso de que suframos dichas molestias, lo adecuado es consultar a un especialista, el cual nos indicará que tipo de lesión padecemos o a qué se deben esas molestias que sufrimos y deberemos guardar el tiempo de reposo que se estime oportuno.

Una vez cumplido este tiempo podremos retomar la actividad física realizando algunos deportes que no resulten lesivos para las rodillas y que ayudarán a que nos recuperemos.

Lo principal es que sean actividades de bajo impacto para estas articulaciones.

Ciclismo

En la práctica del ciclismo las rodillas no sufren impacto alguno, pero se debe tener muy en cuenta colocar el sillín a la altura adecuada, ya que si esta es más baja de lo que debiera estaríamos produciendo el efecto contrario y podríamos lesionar aún más la articulación.

También deberemos evitar desarrollos muy forzados en los que tengamos que imprimir una fuerza excesiva sobre los pedales.

Tanto al aire libre como en una bicicleta estática, con esta actividad ejercitaremos los cuádriceps y tendones de la corva entre otros,  siendo elementos que rodean a la articulación de la rodilla por lo que ayudará a reforzarla.

Natación

Título: http://okdiario.com/vida-sana/img/2015/06/natacion-1.jpg

Otra actividad deportiva de nulo impacto sobre esta articulación ya que es el agua la que soporta el peso de nuestro cuerpo.

Aquí podemos incluir todas las actividades deportivas que se realicen en el agua, como por ejemplo el aqua-gym.

Podremos realizar tanto ejercicio como queramos constituyendo una excelente alternativa para mantenernos en forma y, además, no pasar calor.

Elíptica

La utilización de la máquina elíptica es una buena opción para quemar calorías y no perder el estado de forma hasta que estemos totalmente recuperados.

Ejercitaremos tanto el tren superior como el inferior con un nulo impacto sobre las articulaciones.

Como punto negativo, al permanecer en el mismo lugar tanto tiempo, puede llegar a resultar aburrido, así que es buena idea escuchar música o encontrar un compañero para que se haga más ameno.

Senderismo o caminata

Actividad que produce un impacto mínimo sobre las rodillas si llevamos un ritmo tranquilo.

Será muy recomendable utilizar plantillas de gel o similares que amortigüen de manera adecuada nuestro peso, o utilizar un muy buen calzado.

Dar un largo paseo por la montaña o por la ciudad nos ayudará a quemar calorías y seguir manteniéndonos activos físicamente.


En cualquier caso deberemos evitar por completo actividades deportivas que impliquen correr, saltar o realizar movimientos y giros bruscos para las rodillas, como el running, tenis, baloncesto, fútbol o pádel.

Todas estas opciones que hemos expuesto resultan una excelente opción para las personas con sobrepeso que decidan realizar alguna actividad física, ya que en estas personas las rodillas sufren aún más al tener que soportar el peso del cuerpo.