Cada vez es más común hablar de trastornos alimenticios, y como tal, solemos conocer los dos más famosos y más conocidos, como la anorexia y la bulimia, no obstante, hay muchos otros que son muy importantes, sobre todo entre los más jóvenes, como la drunkorexia.

Este trastorno,  trata de dejar de comer debido a que los jóvenes quieren estar en su peso sin renunciar a divertirse y pasárselo binen bebiendo alcohol, y como saben que esto engorda, apartan por tanto la comida, lo que las consecuencias de esto son nefastas para el organismo.

Significado de la drunkorexia

La terminología, procede de la palabra “drunk”, significa beber en inglés, y “orexia” falta de apetito.

¿De que se trata la drunkorexia?

Las personas que sufren este trastorno, dejan de comer sólido para ingerir solo bebida, pero no hablamos de agua ni de zumos, sino que nos referimos a alcohol, con lo que el peligro para nuestro organismo es mayor.

¿A quien le afecta la drunkorexia?

Afecta más a las chicas, pero sobre todo se está propagando en los jóvenes, estos, dejan de consumir alimentos para poder consumir alcohol en cantidades abundantes. Los adolescentes, conocen las calorías que aporta el alcohol, con lo que prefieren disminuir sus alimentos diarios para pasar fines de semana enteros bebiendo, sin tener en cuenta lo peligroso que puede ser esto.

¿Cuáles son los signos para poder detectar la drunkorexia?

  • No realiza las comidas en familia ni en grupos de amigos
  • Bajada de peso muy importante en poco tiempo
  • Carácter un tanto agresivo o “cambiante”
  • Sale más de lo que debería, se siente muy disperso
  • Olor a alcohol constantemente.

¿Cómo afecta la drunkorexia?

Hay que tener en cuenta, que una cerveza puede contener 110 calorías o un combinado con bebidas gaseosas hasta 210 calorías según la forma de combinarlos, con lo que los jóvenes y, sobre todo las chicas, prefieren optar por estos antes que un buen plato de comida. Esto es muy peligroso, pues el hígado femenino sufre mucho más que el del hombre. Esto es debido a que la sangre del hombre puede absorber más rápidamente el alcohol que el de una mujer.

El papel del deporte y la ayuda profesional para la drunkorexia

Como otros trastornos, ya sea anorexia o vigorexia, está ligada a personas cuyos niveles nutricionales son muy bajos, lo que puede causar anemia, falta de hierro u otras enfermedades a  largo plazo, pudiendo llegar a la desnutrición severa e incluso a problemas hepáticos muy graves.

En el tratamiento de este trastorno, es necesario que intervengan muchos profesionales, entre ellos, será necesario un psicólogo pues las secuelas a nivel psíquico son grandes pero también y sobre todo, será necesaria la ayuda de un nutricionista y un entrenador personal. Estos, nos podrán orientar acerca de la dieta equilibrada y a darnos los consejos necesarios para  retomar las pautas habituales de vida. Nos llevaran un seguimiento y una planificación, que al fin y al cabo, es lo que la persona necesitará, estar muy controlado para evitar futuras recaídas.

Recordemos, que la labor de los psicólogos, y muchas veces los médicos, no es más que suplir esos momentos de necesidad de ingerir alcohol, en este caso, por otras conductas como el deporte, que liberas endorfinas y que mantiene al organismo en una enorme sensación de bienestar, supliendo por tanto el síndrome de abstinencia y motivándote a cuidar de tu cuerpo y sentirte mejor. Esto provocará, que te sientas más hambriento después de hacer ejercicio físico, y vayas abriendo caminos a una vida más saludable, dejando al lado sustancias nocivas como el alcohol.

¿Cómo se trata la drunkorexia?

El problema está, cuando se lo has detectado algún familiar y no sabes que hacer, psicólogos recomiendan , estudiar previamente el comportamiento de la persona, sus hábitos, sus actitudes y a raíz de ello actuar, es decir, hablar con la persona implicada , conocer si es consciente del problema que está causando así como si es necesario , pedir ayuda de un profesional.

Es necesario que en estos problemas intervenga no solo un profesional, sino también un psicólogo, un nutricionista y un médico especialista en la materia para afrontar de esta manea con más firmeza el problema.

Es muy importante su entorno para determinar la raíz del problema, quizá las compañías, los amigos, las amistades y también por supuesto cuál es su situación familiar,  a veces, estos problemas subyacen de problemas en el núcleo familiar o simplemente una mala convivencia.

Es muy necesario reforzar la personalidad del paciente para que determine el riesgo de beber alcohol y sobre todo, para quitarle de la cabeza la idea que tienen los jóvenes de la delgadez extrema, a veces se ha requerido incluso el ingreso en centros especiales, o en hospitales,  para desintoxicarlos de este problema.

Es muy difícil hacerles entender que pueden divertirse sin consumir ninguna clase de sustancia.

Consecuencias que puede conllevar entre los mas jóvenes la drunkorexia

El alcohol y los problemas de alimentación son muy comunes entre los jóvenes, sobre todo a la edad de 18 años. Los jóvenes que no dejan de beber pueden sufrir más riesgo que los adultos de sufrir en un futuro enfermedades graves como cirrosis, pancreatitis, cáncer o infartos.

Hay muchos problemas en torno a la adicción en los jóvenes, pues esta aparece normalmente en entornos juveniles como colegios o institutos.

Las consecuencias de esto son nefastas para los jóvenes, sobre todo, porque  conlleva otros problemas más graves como iniciar una actividad sexual temprana y sin medios o riesgo de contraer enfermedades como el SIDA, transmisión sexual y embarazos no deseados.

El consumo de alcohol aumenta la agresividad en los adolescentes, lo que se traduce en riñas callejeras, peleas o riñas tumultuarias incluso dentro de los colegios,  debido a que bloquean las funciones motoras de su cuerpo.

Los adolescentes que abusan del alcohol y dejan de comer , son más propensos a causar depresiones severas y cambios de humor.

También se asocia el consumo de alcohol a más muertes por accidentes de tráfico y por suicidios.

¿A que funciones afecta el alcohol en el cuerpo?

El alcohol afecta a las funciones del sistema nervioso central como las funciones cognitivas, a la percepción, al juicio y al sentido, además a los reflejos y también  a los emocionales como la sensatez y madurez.

También puede afectar al crecimiento pues el alcohol, afecta al intestino delgado y esto puede ser contraproducente en el desarrollo también de los músculos

Por otra parte, hay que destacar que el consumo de alcohol en los menores incita también al consumo de otras sustancias toxicas y nocivas pata la salud.

¿Que es ser alcohólico?

Ser alcohólico es tratado como una enfermedad, la persona alcohólica no puede dejar de tomar alcohol porque es dependiente a ello y no puede mantenerlo bajo control, aunque esto haga daño a su cuerpo.

La falta del alcohol en la persona produce síndrome de abstinencia.

El alcohólico al principio se comporta como si lo tolerara sin problemas, pero a medida que va pasando el tiempo va a aumentando la dosis, sin pensar que ya es dependiente del mismo y no puede dejarlo.

¿Qué es embriagarse?

Los términos, no son iguales, un periodo de embriaguez no conlleva a que la persona se alcohólica. En esta fase de embriaguez, la persona está menos acostumbrada al alcohol y por tanto las borracheras son mayores que un alcohólico que lo tolera mejor y durante más tiempo ya que está más acostumbrado al que lo hace “de vez en cuando”.

Hay que tener en cuenta que un periodo de embriaguez concreto no hace al sujeto alcohólico.

¿Puede un alcohólico volver a beber «normalmente»?

El dejar el alcohol es una situación muy difícil que a veces se hace más largo de lo esperado, el dejar unos meses de beber, no significa que estés totalmente curado. Pocos son los alcohólicos jóvenes que saben reconocer su problema y piden ayuda. Y también son pocos los que lo dejan por su propia cuenta.

¿Cómo puede saberse si alguien es alcohólico?

Es muy difícil detectar que alguien es alcohólico al no ser que los síntomas sean muy notorios como aliento o como embriaguez que le mermen su voluntad o capacidad, pero hay muchas personas que el  uso continuado del alcohol hace que no se les note demasiado en el exterior, por ser así su constitución.

Muchas veces, es difícil detectarlo, os dejamos algunas pautas para detectar que alguien es alcohólico;

  • Negaciones a cerca de beber
  • Promesas de no beber más
  • Perdidas de consciencia
  • Anulación de la voluntad
  • Anulación del conocimiento
  • Falta de recuerdos
  • Ansiedad
  • Temores

¿Se puede curar un alcohólico?

Es muy difícil poder curar a un alcohólico, a día de hoy, se desconoce que haya alguna curación para un alcohólico .Debido a que parece mas una obsesión que una enfermedad en la que el paciente asegura no poder dejar de beber, es necesario ayuda de un psicólogo y un profesional en la materia que le ayude a salir de ese agujero.

Causas y efectos del alcoholismo

Causas

Las causas para tomar alcohol no solo en los jóvenes, sino también en los adultos son las siguientes;

  • Sensación de evasión; las personas que consumen alcohol quieren evadirse de la realidad y por ello acuden a las bebidas.
  • Soledad; de normal el alcohol es consumido por las personas que más solas se encuentran.
  • Falta de personalidad; el alcohol puede darle a las personas con falta de personalidad un control sobre sí mismas.
  • Falta de autoestima; el alcohol produce a veces una seguridad en el individuo que lo toma.
  • Falta de control emocional; el alcohol puede producir un mayor control sobre las relaciones afectivas interpersonales.

A veces el ser alcohólico proviene de problemas biológicos, genéticos y psicológicos.

Los expertos aseguran que a algunos de los factores que suponen sufrir riesgo de alcoholemia son los siguientes;

  • Culpabilidad.
  • Falta de cariño
  • Delincuencia
  • Poca afectividad en el núcleo familiar
  • Rencor
  • Vergüenza
  • Problemas económicos
  • Falta de trabajo

Efectos de consumir en exceso

Ya hemos hablado anteriormente, de algunas de sus consecuencias, no obstante, ahora hablamos más concretamente de los efectos que puede producir en el cuerpo. Los jóvenes que dejan de tomar alimentos por consumir alcohol pueden ver disminuidas sus funciones orgánicas. Los efectos son acumulativos en el organismo y a veces requieren ingreso en hospitales y en clínicas especializadas en estas dependencias durante tiempos prolongados.

Pueden producirse alteraciones en el aparato digestivo, sobre todo en el hígado, riñones, y estómago, que pueden producir cirrosis hepática o pancreatitis crónica. Puede llegar a producirse desmayos, temblores, insomnio y sobre todo el síndrome de abstinencia que llega a dificultar mucho la recuperación en algunas personas, a pesar de llevar un tratamiento adecuado.

El alcohol en los jóvenes conlleva otros problemas, como el embarazo, lo que supone que la mujer alcohólica vera sufrir a su neonato si continua con esta dependencia, incluso pudiendo llegar a perder el feto.

El alcohol tiene graves efectos en el sistema nervioso central, lo que supone que puede causar enfermedad cerebral importante en la adolescencia, inclusivo pérdidas de memoria, además disminuye el movimiento, la coordinación y el autocontrol, así como dificulta la respiración y la circulación en sangre.

Algunas consideraciones sobre este trastorno

Es muy difícil detectar este trastorno, por ello, es necesario darlo a conocer entre nosotros, pues cada día más se está difundiendo entre nuestra sociedad y sobre todo en los adolescentes, en colegios y en institutos, donde las quedadas son cada vez mayores para llevar a cabo estas conductas.

Tomemos consciencia de ello y fomentemos un mundo saludable para todos y sobre todo para los jóvenes, ellos aprenden de lo que ven y sobre todo de su entorno, recuerda que lo más saludable es llevar una dieta equilibrada y sobre todo donde no falte el deporte.

Reconocer el problema, y pedir ayuda en estos casos, es la mejor opción para afrontar problemas alimenticios tan problemáticos como el que hemos comentado.