El problema de consumir leche, lo que dice la ciencia al respecto

Pero esto no es así. La leche es para los lactantes, y más la leche animal, queda demostrado por análisis de laboratorio que la leche contiene grasas, proteínas y carbohidratos y también vitaminas que se asimilan de forma correcta por el lactante

El problema de ingerir leche

La leche es para que la tomen los bebes, así queda demostrado que la leche de vaca, una vez se ordeña y se saca, su capacidad de ponerse mala es muy rápida. El ser humano, ha intentado solucionar este proceso esterilizándola con calor, para de esta manera hacerla potable, pero podemos preguntarnos si tras este proceso ¿es igual de saludable para nosotros?

Numerosos estudios científicos señalan la leche como uno de los factores implicados en muchos problemas de salud actuales.

El proceso de pasteurización de la leche, elimina sus micronutrientes pero también, elimina sus vitaminas y enzimas que son necesarias para la digestión y por su gran contenido de proteínas.

7 Motivos para no beber leche

Os expondremos brevemente 7 motivos establecidos por la ciencia sobre los que no hay que tomar leche:

  1. Estudios de la universidad de Harvard, ratifican que el consumo de leche está asociado al cáncer de mama, de estómago o incluso de colon.
  2. Puede causar problemas en el aparato reproductor de la mujer, como tumores o quistes en los ovarios, así como infecciones vaginales.
  3. Otros estudios determinan, que disminuye el PH de la sangre, pudiendo provocar la salida de calcio de los huesos a la sangre. Consecuencia de lo anterior, serían piedras en los riñones.
  4. La proteína de la leche de vaca, la caseína, se descompone en sustancias derivadas de la morfina en el mismo tubo digestivo, por ello tiene efectos sedantes y posibles efectos negativos en la estabilidad emocional.
  5. Causa una gran producción de mucosidad, derivado de que la leche animal es muy vírica a pesar de los procesos de esterilización que conlleva.

La leche ya no es recomendada por los médicos

Un importante sector científico, determina, que la leche ya no es tan importante como se pensaba hace años entre la sociedad, los problemas de esto, se relacionan con múltiples enfermedades que se achacan a la lactosa y a la leche, sobre todo, si es de vaca, pensemos en problemas de diabetes, alergias, sinusitis, grasas aumento de calorías etc.

La leche es consumida desde la antigüedad, por ello sabemos que tiene un alto papel nutritivo, contiene proteínas, grasa, hidratos de carbono y minerales y vitaminas esenciales para nuestro organismo.

Desventajas de beber leche

Hay muchos nutricionistas, que desaconsejan su consumo más allá de los primeros meses de vida, debido a que nuestro cuerpo perdería la enzima lactasa, la cual nos permite digerir correctamente la lactosa.

Hay otros que aseguran que nuestro cuerpo sólo está preparado para asimilar la leche materna, y no la de otros animales.

Según esta teoría, gran parte de la población sería intolerante a la lactosa sin saberlo, ya que el consumo continuado de leche durante años provocaría que el cuerpo ya no mostrará signos evidentes de esta intolerancia.

Las desventajas de tomar leche son múltiples y por ello es mejor no tomarla.

¿Cuáles son las desventajas de tomar leche?

A pesar de que es un alimento muy completo, carece de fibra de hierro y de vitamina c por tanto, puede causar enfermedades si se toma en abundancia, como irritación gástrica que es muy común en personas con problemas digestivos o intolerantes a la lactosa.

En personas con anemia por falta de hierro, no es recomendada debido a que dificulta la asimilación de hierro en el organismo.

Además, se ha asociado a un aumento del colesterol, sobre todo debido a su gran cantidad de grasas y de caseína.

No se recomienda concretamente en los siguientes pacientes;

  • Personas con alergia o intolerancia la lactosa; en este caso, se puede optar por productos que no tengan lactosa o bien por soja u otro tipo de leche que no proceda de la vaca.
  • Personas con problemas de rinitis o mucosidad; el tomar leche en exceso genera mucosidad, además que sienten un aumento de flemas en nariz garganta e incluso ojos y oídos.
  • Personas con enfermedades en la piel, los dermatólogos, recomiendan evitar la leche en personas con enfermedades en la piel.
  • Problemas digestivos; personas con acidez en el estómago, en principio, parece que sea un alimento antiácido, no obstante, después hace un efecto rebote y a la larga puede empeorar estos problemas de acidez.

Los riesgos del consumo de la leche, se suelen centrar más en los lactantes menores de un año, investigadores demuestran que los menores de esta edad, no deberían de consumir leche debido a que podría contribuir a tener deficiencias en algunos de los nutrientes básicos como falta de hierro por ejemplo.

Proteínas de la leche y la diabetes

Varios son los estudios que demuestran como los productos lácteos pueden producir diabetes desde la infancia.

Este tipo de diabetes de la que hablamos, parece que aparece en la infancia, y es la principal causa de ceguera en los niños así como problemas renales o de corazón.

La lactosa es el azúcar que conlleva la leche, es lo que endulza este alimento y hace que este mucho más sabroso, lo que hacen mucho de los fabricantes es no quitarle la lactosa si no que le agregan una enzima que ayuda a digerir esta, que es realmente la que sienta mal.

Si realmente quitaran toda la lactosa no se vendería debido a su sabor, en la mayoría de los casos. Por tanto, lo primero que tenemos que tener es cuidado con la publicidad engañosa, y ver si es verdad que nuestro producto no tiene nada de lactosa porque al no ser así, no es nada recomendable para un diabético.

Además, hay algunos fabricantes, que en lugar de quitar la lactosa, agregan miel o algún edulcorante artificial como estevia, lo cual no es recomendable para los diabéticos.

Eliminar el consumo de la leche por completo

Si es necesario redúcela pero si puedes eliminarla, mucho mejor, hay países como por ejemplo en África o en Asia, donde la ingesta de leche es muy propensa a sufrir determinadas enfermedades gastrointestinales, lo que supone la eliminación de todas las dietas.

Lo que debemos de hacer, es intentar eliminarlas de nuestro día a día, podemos sustituirla por muchas otras como la leche de almendras, leche de soja, de arroz así como bebida de soja.

La leche alto contenido en grasa

La leche, sobre todo entera, presenta un alto contenido en grasa, piensa en las mantequillas, en las cremas, en los quesos curados , en las natas, en general, en todos los productos lácteos , contienen gran cantidad de grasas saturadas lo que interfiere en el aumento de los niveles de colesterol que contribuyen a enfermedades cardiovasculares y a otras distintas.

La leche fuente de bacterias

La leche y en general todos los lácteos, siempre han sido fuente de bacterias y microbios, por ello, se someten a prácticas sanitarias durante un proceso largo de extracción de los mismos.

No instante el producto final, siempre acaba contenido algo de bacterias en la misma, según lo procesada que haya sido.

Las principales fuentes de contaminación, han sido desde las ubres de los animales como de los propios utensilios que se utilizan.

Es sumamente importante, la higiene que utilizan para pasteurizar la leche, tanto las personas como las maquinas, por ello, siempre es necesario lavarse las manos cuando se manipula algún alimento.

Los lácteos y osteoporosis

Los productos lácteos, siempre han sido muy importantes para prevenir los problemas de huesos, no obstantes estudios recientes, determinan que no es del todo verdadero.

Estudios demuestran, que en países donde los productos lácteos se consumen menos , la gente sufre menos de osteoporosis, incluso se demostró que personas que bebieron varios vasos de leche al día, sufrían más de osteoporosis que quien lo hacía.

Hay muchas fuentes de calcio que no provienen de los lácteos y que se pueden encontrar en vegetales como el brócoli o la coliflor, estudios norteamericanos, han demostrado que la capacidad para absorber el calcio era mayor que la leche, y por lo tanto, es mucho mejor consumir estas que los productos lácteos y además más saludables por el resto de propiedades para nuestro organismo.

Alternativas a la leche

Aunque sea de lo que más te gusta , ahora, la mayor parte de comercios, están concienciados de todas las intolerancias que existen recientemente, y por tanto ,también intentan evitarlas pasándose a bebida de soja, leche de almendras o leche de arroz.

Hay un sinfín de alternativas para gente vegetariana o vegana que no pueden consumir nada de origen animal y si de vegetal, el sabor no es malo, a veces, como la de almendra presenta un sabor muy dulce y sabrosa y puedes mezclarla bien con café o con cacao como si fuera normal.

3 cosas buenas de tomar leche para los deportistas

  1. Mayor rehidratación: La leche aporta una sustancia llamada “electrolitos” son nutrientes que generalmente, se encuentran en los lácteos, estas partículas, ayudan al cuerpo a mantener el grado de hidratación perfecto en cada momento , algo imprescindible sobre todo para el deportista que pierde muchos minerales y nutrientes ,mientras hace deporte.
  2. Mejor recuperación física: la actividad deportiva provoca un descenso de los niveles de glucógeno, que se combate con la ingesta de hidratos de carbono. Estos aportan energía y facilitan la recuperación física.
  3. Regeneración de la masa muscular: los lácteos aportan proteínas, que favorecen la regeneración de la masa muscular .Así, si consumimos leche y lácteos evitaremos que la rotura de las fibras y las articulaciones, sea más reciente, además reducen el riesgo de sufrir lesiones.

Recomendaciones sobre la leche

No hay un requerimiento nutricional establecido para los productos lácteos, y existen serios problemas de salud relacionados a las proteínas, azúcar, grasa y contaminantes en los productos lácteos.

Por consiguiente, se ofrecen las siguientes recomendaciones:

  • La lactancia materna es el método preferido, por ser más sano, completo y natural para la alimentación de los lactantes. Como es recomendado por la Academia Americana de Pediatría, la leche de vaca entera no debe ser suministrada a los lactantes menores a un año de edad.
  • Los padres deben ser alertados de los riesgos potenciales que a sus hijos trae el consumo de leche de vaca.
  • La leche de vaca no debe ser requerida o recomendada en las normas gubernamentales.
  • Los programas de gobierno, tales como programas de almuerzos en escuelas deben ser conscientes con estas recomendaciones.

Todas estas evidencias hacen recientemente, que la leche de vaca se sustituya por la de soja, de almendra de arroz o la de avena, son otras alternativas mucho más sanas y muy ricas en otros nutrientes, queda demostrado, que al dejar de tomar leche animal mejora el tránsito intestinal y los problemas de estómago o barriga.

Por tanto, si eres un adicto a la leche o lácteos, intenta ingerir otros tipos, veras como tienes más calidad de vida.